CONFIANZA

On June 4, 2015 by administrad0r

“Si uno quiere despertar confianza, debe ser digno de confianza”.

Stephen Covey

La confianza es la base sobre la que construimos todas nuestras relaciones interpersonales como la amistad, la relación con una pareja, con la familia e incluso las relaciones laborales. También es basado en la confianza como llegamos a sentir un profundo sentido de respeto y amor por los demás ya que dependiendo del grado de confianza que generamos o sentimos por una persona nos anima a estrechar la relación y permanecer en un estado de intimidad en donde nos sentimos seguros y en paz. La confianza nos permite creer en una o varias personas, pero también nos permite hacerlo en nosotros mismos. Todos nacemos con una cierta dosis de confianza, al sentirnos seguros y aceptados por nuestros padres, instintivamente confiamos en que bajo sus cuidados creceremos y nos desarrollaremos sanamente. Pero en la medida en que vamos creciendo, podemos ir cultivando esta confianza o podemos perderla, todo dependerá de las experiencias que la niñez nos brinde en relación a las personas que nos rodean.

La confianza es la creencia de que una persona o grupo será capaz y deseará actuar de manera adecuada en una determinada situación y ésta se verá más o menos reforzada en función de las acciones que se realicen. La confianza es la seguridad que una persona tiene en relación a sí misma (tengo la confianza necesaria para ganar esta competencia), hacia otro individuo o hacia algo. Es decir, se trata de una creencia que estima que una persona será capaz de actuar de una cierta manera frente a una determina situación y siempre se plantea de cara al futuro, pero se construye en relación al pasado basada en lo que observamos de quienes nos rodean o de experiencias vividas.

“Confianza no es saber todo del otro, es ¡no necesitar saberlo!”

La confianza supone una suspensión, al menos temporal, de la incertidumbre respecto a las acciones de los demás o de lo que el futuro nos traerá. Cuando alguien confía en el otro, da por cierto que se poseen valores positivos y cree que puede predecir sus acciones y comportamientos. En este sentido, la confianza simplifica las relaciones sociales ya que se basa en las relaciones honestas. Una relación saludable siempre está cimentada en la confianza pero ésta es en ambos sentidos. Es tan importante confiar en los demás como generar confianza en la otra persona. Esto se logra siendo honestos y comprometidos, cumplir con nuestras responsabilidades y responder siempre ante nuestros actos, reconociendo nuestros aciertos y nuestros errores.

Pero cuando la confianza no está cimentada sobre nuestras experiencias pasadas respecto a alguien o a algo y se confía simplemente de buena voluntad, puede ligarse a la ingenuidad o la ilusión y permitir que nos engañen, entonces ya no es un valor, sino un punto débil de nuestro carácter. Podemos caer en una situación de exceso de confianza en donde nuestra visión no es objetiva y comenzamos a ver como posibles, situaciones o comportamientos basadas en la sobrevaloración de las capacidades, ya sea de nosotros mismos o de los demás. Por lo tanto debemos de ser prudentes y honestos con nosotros mismos para no caer en posturas de orgullo o desconocimiento de nosotros mismos y de los demás.

“La confianza nos da coraje y amplía nuestros horizontes, permite asumir mayores riesgos y llegar mucho más lejos de lo que imaginamos”.

Jack Welch

Sin embargo la confianza nos trae múltiples beneficios en relación a la construcción de un futuro positivo y prometedor. Una persona que confía en los demás tiene seguridad y mira con fe los aspectos valiosos de los seres humanos, por lo que espera que todos tengan una conducta favorable. El secreto es saber hallar el matiz preciso. Si no confiamos en nadie, ni en nosotros mismos, la vida es dolorosa e imposible. Si nos dejamos guiar por las ilusiones corremos riesgos. La objetividad al reconocer los valores propios y ajenos hace que la confianza tenga bases más sólidas y nos permita correr más rápido, saltar más alto, ser más fuertes .

“La confianza te hace fuerte frente a un mundo que quiere hacerte dudar”.

La confianza, es sinónimo de fe, de certeza y de seguridad. Cuando confías en alguien, no temes que algo malo pueda suceder, eres feliz porque te convences de que todo estará bien y no te limitas a expresarte ante otros tal y como eres.

Cuando confías en ti mismo, aceptas retos y te planteas metas cada vez más altas, porque sabes que las lograrás, porque crees en tu fuerza interna y en tu capacidad de llegar a la cima.

Cuando confías en que tus sueños se pueden hacer realidad, no dudarás en actuar de la manera correcta para conseguirlos, no temerás en fallar porque sabes que no hay otra opción más que lograrlo. Confiar no siempre significa que todo se dará fácilmente, sino que a pesar de los obstáculos y las dificultades, al final del camino lograremos nuestros objetivos y alcanzaremos nuestras metas.
Elaborado por: Genoveva de la Vega A

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *